La migraña: una prioridad de salud pública

Las crisis y síntomas de la migraña, tales como cefalea, malestar, náuseas, vómitos, intolerancia a la luz, a los olores o a los sonidos, etc. producen una importante limitación en la actividad de los pacientes, obligando a reducirla en más del 50% de las ocasiones y precisando de reposo en cama hasta en el 20-30% de los casos.

El 80% de los pacientes toma analgésicos y antinflamatorios

El médico de AP debe derivar al paciente a la consulta de cefaleas con un neurólogo cuando el dolor de cabeza no mejora y no demorar el inicio de un tratamiento adecuado. Según los datos del Atlas de la Migraña (2018), cerca del 80% de los pacientes tomaba analgésicos y antinflamatorios durante las crisis de migraña, lo que puede provocar un empeoramiento aún más grave de su calidad de vida y de su salud física y psicológica.

El problema real es que en el Sistema Nacional de Salud no consideran importante contar con neurólogos expertos en cefaleas, aunque la cefalea sea la segunda especialidad preferida por este grupo de especialistas. Por el contrario, en I+D sí se está apostando por la investigación de nuevos tratamientos y el reto pasa por ampliar el acceso de estos a todos aquellos que lo necesitan para conseguir que la migraña deje de ser la primera causa de discapacidad entre los 16 y 55 años y que deje de afectar a un 20% de la población.

Sí, tenemos que hablar de la migraña

Necesitamos que la sociedad en general reconozca la gravedad de esta enfermedad neurológica discapacitante y que los pacientes sepan que existen soluciones efectivas que pueden ayudarles a recuperar su calidad de vida.

Juntos podemos reivindicar más inversión y garantizar el acceso a la atención médica que el paciente con migraña se merece. Porque tenemos los recursos necesarios para poder tratar la migraña de forma adecuada y así devolver la vida a las personas que la sufren. Es posible, accesible y realizable.

 

Referencias:

  1. Cuestionario Patricia Pozo. Migraña: la importancia de hacer oír tu voz. La Vanguardia. 28 de Julio de 2021:6-7